Aprende a controlar las calorías que comes

Sascha Fitness Sascha Fitness // Publicado el 03/04/2017

Controlar calorías sobre todo cuando tienes una meta específica como perder grasa o aumentar es relevante, por ejemplo; por muy sana que sea la mantequilla de maní, si de merienda todo el tiempo te comes en lugar de 2 cucharadas, un pote completo podrías incrementar grasa corporal porque 3500 calorías en exceso equivalen aproximadamente medio kilo de grasa. Quiero dejar eso claro.

Ahora, si controlas porciones, cuidas la calidad de los alimentos no tienes que obsesionarte con el número de calorías, la clave está en la moderación. Más importante que el número de calorías es la calidad de esas calorías, jamás generará el mismo efecto hormonal en tu cuerpo comerte 100 calorías de pescado a 100 calorías de pan blanco, tus hormonas regulan absolutamente todo, si engordas o rebajas, si estás feliz o triste, si tienes energía o estás cansado, si te puedes concentrar o más bien tienes neblina mental, si estás enfermo o sano, si tienes libido o no, tu fertilidad, absolutamente todo, quien diga qué es lo mismo comer 2000 calorías al día de pura comida chatarra a 2000 calorías llena de alimentos naturales, saludables, está un poco confundido.

La clave de todo es moderación, lleva una dieta donde el 80-85% de las cosas que consumes sean sin procesar, saludables, orgánicas en lo posible, y en ese 15% restante puede ser más flexible. Que de vez en cuando te comas algo grasoso, comida rápida, no tiene nada de malo, es hasta recomendado, pero cuando ese “de vez en cuando” se vuelve un todo el tiempo, a diario, es cuando comienza a perjudicarte.

Sé inteligente a la hora de elegir, eres literalmente lo que comes porque cada célula en tu cuerpo se forma y se regenera con base a tus alimentos y a diario pierdes billones de células y todo lo que consumes, absolutamente todo tiene un impacto directo en tus hormonas. Elige bien, controla porciones, aprende a identificar las señales que te da tu cuerpo, cuando estas satisfecho, cuando tienes hambre, cuando un alimento no te cae bien por muy saludable que sea, poco a poco te irás conociendo mejor y aprenderás a tomar mejores decisiones.