¿Cómo afecta el síndrome de ovarios poliquísticos en la pérdida de grasa?

Sascha Fitness Sascha Fitness // Publicado el 28/03/2018

El síndrome de ovarios poliquísticos es más común de lo que se cree. Es un desorden hormonal que se caracteriza por tener quistes en los ovarios, resistencia a la insulina y un nivel elevado de hormonas masculinas, por ejemplo, la testosterona.

Las hormonas tienen sus funciones en el cuerpo y todas son necesarias. Pero tienen que estar en equilibrio, pues cuando se salen de los niveles normales nos afectan negativamente.

Uno de los síntomas más comunes para saber si tienes ovarios poliquísticos es tu irregularidad con el periodo, aumentas de peso con facilidad y tienes exceso de vello corporal. No es lo mismo que tengas quistes en los ovarios a que tengas el síndrome de ovarios poliqusticos. Esto es tratable, no es nada grave.

¿Por qué esto hace que aumentemos grasa corporal, sobre todo en el abdomen? Una de las primeras cosas es que se tiene resistencia a la insulina, se segrega más insulina de lo normal. Cuando comes alimentos como carbohidratos, estos se convierten en glucosa. La insulina es la encargada de llevar la glucosa a la célula para que sea transformada en energía. Cuando se tiene resistencia a la insulina, la célula se resiste a dejar entrar la insulina.

La insulina hace que sea muy fácil acumular grasa y perderla sea mucho más difícil. Ese constante nivel de insulina le envía un mensaje a los ovarios y segregan más hormonas masculinas.

El cortisol elevado es supercomún en las mujeres, también es otra hormona que cuando está elevada provoca acumulación de grasa en el abdomen.

Todo esto es un ciclo vicioso que hace incrementar la grasa corporal y mientras más grasa corporal tengas más fácil aumentarás de peso.

Una de las principales hormonas que producen las células de grasas es el estrógeno. Cuando hay un exceso de esta hormona en el cuerpo de la mujer trae problemas con el aumento de grasa corporal.

¿Qué hacer? La alimentación es fundamental en este síndrome. Lo que comes afecta directamente tu cuerpo. Los carbohidratos que debes comer son carbohidratos naturales, integrales, llenos de fibra que sean de lenta absorción, mientras más lento se digiera, mucho mejor porque este azúcar en sangre se va a ir depositando poco a poco.

Mientras más pequeña sea la cantidad de glucosa en sangre menos insulina se necesita segregar. Así se maneja mejor la condición de la resistencia a la insulina.

Los carbohidratos que debes consumir son: frutas, avena, arroz integral, todos lo que sean naturales y libres de gluten.

Todo lo que cree un proceso antiinflamatorio va a generar una mejor respuesta en el organismo. Aléjate del gluten, el trigo y el azúcar. Incrementa el consumo de fibra.

Los mejores suplementos que puedes tomar para mejorar la sensibilidad a la insulina son la vitamina D3, el picolinato de cromo y el ácido alfa lipoico.