¿Cómo iniciar en el fitness y no desistir?

Sascha Fitness Sascha Fitness // Publicado el 11/04/2018

rutina-de-hombros-para-mujeresEste tema aunque suene muy cliché es importantísimo. De nada sirven todos los tips, recetas y datos fitness que existen si la gente no se decide a iniciarse en este mundo. Es algo común que las personas se propongan comenzar, pero no terminan de arrancar y eso es fundamental. No es fácil, pero lo importante es que empieces; que si te caes luego te levantes y nunca desistas. Todos tenemos un talón de Aquiles, una inseguridad, lo importante es continuar.

Debes de entender que es un proceso en el que es muy probable que te equivoques muchas veces, sin embargo, hay que seguir intentando.

Mi primera recomendación es que comiences con poco, porque si vas deprisa querrás ver resultados rápido; puede ser que los obtengas, pero no serán permanentes y podría causar un efecto rebote. Debes modificar tu conducta poco a poco, si tú no estás acostumbrado a tener un estilo de vida fitness, debes hacerlo paulatinamente para que no te agotes. Por ejemplo, si eres una persona que toma mucho refresco debes ir disminuyendo la ingesta.

Al cuerpo no le gustan los cambios drásticos, así que debes ser inteligente y hacer los cambios por etapas.

Lo mismo pasa cuando quieres iniciar con el ejercicio. Debes ir paso por paso e ir evolucionando poco a poco en tus rutinas de entrenamiento.

Lo importante es que entiendas que hacer mucho y rápido seguramente te llevará al fracaso. Es mejor que te tome más tiempo dominar todo lo que tienes que cambiar, pero lo vas a hacer para siempre.

Una cosa que ayuda es hacer una lista de lo que tiene que cambiar.

No te enfoques en tu proceso numérico, sino en cómo te vas sintiendo. El progreso en números no va a reflejar tu avance objetivo, cómo te sientes es mucho más importante. Trata de no verte mucho en el espejo, disfruta del proceso y el aprendizaje. Eso aumentará la seguridad en ti mismo.

Cada cuerpo y metabolismo es distinto, pero cada quien tiene su forma de avanzar y evolucionar;  eso toma un tiempo, no es de la noche a la mañana. Debes respetar los tiempos y los procesos internos de tu cuerpo.

Comparte tus metas con personas que te apoyan, que te van ayudar y recordar tu meta cuando estés a punto de flaquear.

La rigidez no te va a llevar a ningún lado. Cuando eres flexible resistes mucho más. Si te vuelves muy extremo te vas a quebrar fácilmente. Que tu alimentación sea 80% saludable y que ese 20% restante lo disfrutes y no te sientas culpable. Te puedes divertir, es un pequeño espacio para la flexibilidad.

Nunca te compares con otros, la vida de nadie es perfecta, todo el mundo tiene sus luchas y sus percances. Trata de no dejarte llevar por lo que ves, y mucho menos comparar tus principios con una persona que lleva tiempo en este estilo de vida.

El camino hacia el éxito no es una línea recta, sino con muchas curvas, en los que habrá contratiempos, lo importante es que siempre tengas presente la meta.