El secreto está en controlar tu mente

Sascha Fitness Sascha Fitness // Publicado el 08/08/2017

Las exigencias sociales que dominan los medios publicitarios generan estereotipos considerándolos, “la figura perfecta”, diariamente existen personas que luchan incansablemente por tener ese cuerpo buscado métodos ideales que se acoplen a ella, con intentos fallidos sin caer en cuenta que eso va mucho más allá de ir al gimnasio, comer menos dulces, operaciones estéticas, suspensión de alimentos o restricciones drásticas que ponen en riesgo la salud y lo que causan es un efecto rebote en el cuerpo al volver a la vida que uno “normalmente” lleva.

El “obeso emocional” viene al concientizar la razón por la cual uno esta gordo enviándole un mensaje al cuerpo de que “la gordura” es un remedio para protegerse de muchas tensiones de la vida. De modo inconsciente o incluso consciente el comer de cierta forma te pone a “salvo”.

Así mismo somos el llamado “comensal emocional”, que se refiere básicamente a que en ciertos momentos cruciales de la vida con una carga emocional altísima la asociamos con la ingesta de comida sin realmente disfrutar y concientizarse de lo que se está ingiriendo.

Si a las personas las dominan las emociones en cuanto a la ingesta de alimentos se puede considerar inútil discutir algún tipo de estrategia para perder peso a menos que le haga frente a estas cuestiones.

Algunas de las causas aparentes del obeso o comensal emocional podrían ser:

  • La baja autoestima  o sentimientos de minusvalía
  • El ser dominado o agredido con frecuencia generando una resignación con uno mismo y descuido con el cuerpo
  • Autocastigos, al sentirnos no merecedores del éxitos, tendemos a ser prisioneros en nuestro propio cuerpo.
  • Rebeldía para romper las normas sociales

Todas estas y muchas son particulares en cada caso, cada cabeza y cada cuerpo es un mundo.

Es de suma importancia evaluar cuáles fueron las causas que provocan tomar decisiones conscientes o no del estar obeso, puede que existan miles de excusas, pero si no aceptas que es algo que viene de ti, no hallaras una salida ni bienestar propio.