El sobrepeso es un reflejo de tus emociones

psicofit Psicofit // Publicado el 11/06/2018

Exigencias sociales dominadas por los medios publicitarios, generando estereotipos de lo que se considera una “figura perfecta”, vemos personas que luchan incansablemente en la búsqueda del método ideal para alcanzar ese cuerpo que tanto anhelan con intentos fallidos sin caer en cuenta que esto va más allá de una buena rutina cardiovascular, sacrificios calóricos, operación estética, suspensión de la ingesta alimentaria o restricciones que ponen en riesgo su salud, provocando así, un efecto rebote de lo que alguna vez consiguió.

Cuando concientizas cual es la razón para “estar gordo” es cuando estamos hablando del obeso emocional, enviándole a tu cuerpo el mensaje que de la gordura es el mejor remedio para protegerte de las tensiones de la vida, de modo consciente o inconsciente de que estar gordo te pone a salvo.

También optamos por ser el “comensal emocional”, siendo la persona que en momentos cruciales, con alta carga emocional puede que asocie el manejo de ciertos estados a través de la ingesta de comida, sin realmente afrontar o disfrutar de lo que se está viviendo.

Básicamente, es inútil discutir cualquier tipo de estrategia para perder peso, si tienes razones mentales y/o emocionales por las que necesites estar gordo… a menos que hagas frente a estas cuestiones.

Las causas aparentes del obeso/comensal emocional podrían ser:

  •  Parejas dominantes, agresivas y autoritarias, generando resignación y descuido con su propio cuerpo.
  • Abusos físicos y sexuales, creando como “armadura mental” la gordura en sí.
  • Ocultarse en el mundo, baja autoestima y sentimientos de minusvalía pueden hacer que la persona se “oculte” bajo su propia grasa.
  •  Autocastigos, al sentirnos no merecedores del éxitos, tendemos a ser prisioneros en nuestro propio cuerpo.
  • Rebelión, una forma de romper con las normas sociales o familiares pudiese estar marcada si el ser gordo es parte de la lección que se desea dar a otros.
  • Poner a prueba al amor, apartando a nuestros seres queridos.
  • Entre muchas otras más, siendo particulares en cada caso.

Siempre es y será importante evaluar cuales fueron las causas que han provocado el hecho de que hayas tomado la decisión, consciente o inconsciente de estar obeso, existirán miles de excusas, miles de justificaciones pero mientras no comprendas de que es algo que viene desde ti, no hallarás salida ni  bienestar.