¿No duermes lo suficiente? Conoce las consecuencias (Parte2)

veronica-cardozo Verónica Cardozo // Publicado el 05/05/2017

Continuando con las consecuencias de no dormir lo suficiente, en el artículo pasado les explicaba que una de las mismas es el mayor riesgo a las enfermedades crónicas inflamatorias e infecciones, pues nuestro sistema inmune se debilita. Normalmente cuando estamos enfermos,  lo que queremos es acostarnos, porque durante el sueño se liberan sustancias que fortalecen nuestra inmunidad , mientras que la falta de sueño estimula la liberación de muchos mediadores inflamatorios. Cuando dormimos menos de 7 horas también aumenta nuestra susceptibilidad al resfriado común o gripe, algunos estudios lo han comprobado.

5) Te es más difícil controlar tus emociones: si no descansas tus emociones pueden descontrolarse, al día siguiente estarás más susceptible  y podrías experimentar sentimientos de tristeza, irritabilidad, ansiedad y mal humor. Los problemas crónicos del sueño se han relacionado con la depresión, la ansiedad y el stress.

6) Tu sistema nervioso central no funciona perfectamente: Hay cambios medibles  en la actividad cerebral que ocurren después de un período de privación del sueño.  Tu rendimiento mental sufre, perjudicando tu capacidad de procesar nueva información y recuerdos e impactando tu estado de ánimo , enfoque y función cognitiva de alto nivel. El efecto inmediato de la privación del sueño es la somnolencia y esto  podemos experimentarlo como una fatiga general, falta de motivación, o incluso quedarte dormido. La concentración, la memoria de trabajo, la capacidad matemática y razonamiento lógico son todos los aspectos de la función cognitiva comprometida por la falta de sueño.

7) El riesgo de accidentes aumenta: cuando estas agotado, tanto física como mentalmente, hay un mayor riesgo de lesiones, errores y accidentes. Este estado cansado de la mente puede conducir a cortarte mientras cocinas por ejemplo, o  a un accidente automovilístico, etc.

 

 

Para el  el Dr. Rubin Naiman, especialista en Medicina del Sueño y Miembro de la Academia Americana del Sueño, dormir y soñar es la piedra angular de la salud. Él explica que así como consumimos oxígeno, alimentos e información, también absorbemos luz a través de los receptores específicos en la retina y de la piel. “Consumimos demasiada luz de pobre calidad a lo  largo del día y todo lo que consumimos se transforma en energía. Las personas que no pueden dormir tienen exceso de energía en la noche”

Sigue estos pasos para mejorar tu calidad de sueño:

  • Reduce tu ingesta diaria de cafeína.
  • Apaga la computadora o la televisión.
  • No vayas a la cama con el estómago lleno, cena 3 horas antes de dormir.
  • No vaya a la cama con el estómago vacío.
  • Mantén tu cuarto obscuro y silencioso.
  • Trata de establecer un horario para dormir y despertarte.
  • Invierte en ropa de cama cómoda.

Si no puedes dormir, lo mejor es acudir a un Health Coach (asesor en salud integral) o a un especialista en medicina del sueño, que pueda evaluarte personalmente y darte las herramientas para lograrlo.