¿Qué le pasa a tu cuerpo si te saltas una comida?

Sascha Fitness Sascha Fitness // Publicado el 21/12/2017

Si estás en un régimen de alimentación y crees que saltándote las comidas o dejando de comer estás acercándote a tu meta fitness, te equivocas. Pasa muy a menudo que las personas creen que dejando de cenar o de comer compensan los malos hábitos.

Esta no es una opción para adelgazar y tiene efectos inmediatos sobre nuestro organismo. La decisión de pasar sin desayunar, almorzar o cenar tiene un efecto en que el cuerpo reserva más rápido las calorías que ha ingerido como método de reserva y supervivencia, lo que hace que engordemos más rápido.

Al dejar de comer, el cuerpo reserva inmediatamente el azúcar almacenado (glucógeno). Cuando se agotan esas reservas de azúcares en el cuerpo comienza a quemar grasa. A corto plazo las reservas de glucógeno son suficientes para generar energía durante menos de 24 horas.

El cuerpo necesita energía para realizar sus actividades y quemar la grasa almacenada; es decir, no vas a adelgazar si dejas de comer, sino por el contrario, no vas a tener energía para quemar calorías y tu cuerpo va a almacenar las que le quedan.

Cada vez que comemos algo segregamos una pequeña dosis de insulina que nos ayuda a controlar el peso. Al saltarnos una comida lo que pasa es que segregamos una dosis de insulina mucho mayor y esa “hiperglucemia” genera un aumento de peso.

La sola acción de comer, ingerir alimento y la metabolización de los alimentos hace quemar calorías, por lo que si la ingesta es pequeña, ese gasto calórico es mayor. Por ello las pequeñas comidas a lo largo del día hacen perder peso. Al digerir los alimentos consumimos calorías y nos saciamos mucho más.

Dejar de comer no es una buena opción si quieres bajar de peso, más bien todo lo contrario. Haz pequeñas comidas saludables a lo largo del día y verás cómo tu cuerpo cambia.