¿Qué tan seguras son las Estatinas para bajar LDL o coleterol malo?

veronica-cardozo Verónica Cardozo // Publicado el 31/01/2018

Desde hace 30 años aproximadamente fueron aprobadas las estatinas o fármacos para reducir las LDL(lipoproteína de baja densidad) o colesterol malo.Existen muchos tipos, entre ellas, la atorvastatina (Lipitor), simvastatina(Zocor), lovastatina, etc. Estos fármacos bloquean una enzima en el hígado que  es necesaria para que se forme el colesterol (HMG-CoA reductasa).

Las estatinas se utilizan como tratamiento en pacientes con enfermedad cardiovascular, ya que la principal causa de esta enfermedad es por exceso de LDL en la pared arterial , que va obstruyendo el flujo sanguíneo y cuando esto sucede puede presentarse tanto un  Infarto al Miocardio como una  enfermedad Cerebrovascular Isquémica.

Ahora bien hay evidencia de que efectivamente las estatinas bajan el colesterol malo o LDL, pero la pregunta es: realmente conduce a menos Infartos y ECV isquémica? Algunos estudios demuestran que cerca de la mitad de los pacientes que sufren el primer Infarto al miocardio tienen los niveles séricos de colesterol normales, es decir, que entonces existen otros factores asociados.

Por otro lado, me preocupa como algunos pacientes toman las estatinas por más de un año, porque se las recetan para bajar las LDL, cuando en la mayoría de los casos con un buen plan de alimentación esto se corrige, además,  muchas veces ni regresan a control con su cardiólogo. Las estatinas no son un suplementos, son fármacos y como todo fármaco tiene efectos adversos, entre ellos:

  • Debilidad muscular, lumbalgia.
  • Disfunción hepática: las estatinas elevan las transaminasas hasta 3 veces el límite superior normal en algunas personas, por lo que deben hacerse controles de laboratorio regularmente de estas enzimas.
  • Incrementan el riesgo de Diabetes, sobre todo en mujeres postmenopáusicas y muchas veces esto pasa desapercibido.

Las estatinas tienen más beneficios que riesgos, únicamente  en aquellos pacientes que ya hayan tenido al menos un infarto al miocardio o ECV isquémica, que tengan enfermedad vascular periférica o aquellos que tengan una predisposición genética a hiperlipidemias.

En la primera parte del artículo, les comentaba mi preocupación por el abuso de las estatinas y la tranquilidad de muchas personas que no regresan a la consulta con su cardiólogo, por todos los efectos adversos que esto conlleva.

Existen otros factores que pueden ser causantes de la formación de la placa ateromatosa además del exceso de LDL o colesterol malo. La inflamación juega un papel importante, pues ella es responsable del daño arterial y de la formación de trombos.

Las estatinas , como único tratamiento, no son la respuesta adecuada para tratar la inflamación y la hipercolesterolemia ( elevación del colesterol). Debemos pensar primero en opciones naturales y dejar el tratamiento farmacológico para aquellos pacientes que presentan otros factores de riesgo de enfermedad cardiovascular o aquellos que no responden a modificaciones en la dieta y estilo de vida.

Cuáles son las recomendaciones para bajar LDL sin necesidad de tomar las estatinas?

  • Establece una dieta antinflamatoria: como la Mediterránea o la Dieta de la zona(The Zone diet), donde abundan los vegetales, frutas y legumbres, como frijoles, guisantes y lentejas. Obtén la proteína animal de carnes magras, limitando la carne de res y optando por grasas saludables como el aceite de oliva, aguacate, frutos secos y semillas.
  • Rélajate: practica medidas anti-estrés como la meditación, yoga , pilates. Dedica tiempo para ti, para reir y compartir con esas personas que te alegran la vida. No te imaginas el poder que esto tiene para reducir la inflamación.
  • Ejercítate: realiza algún ejercicio cardiovascular al menos 30 minutos diarios. Esto además de que te ayuda a regular el peso, te ayuda a bajar los niveles de LDL y aumentar los de HDL (colesterol bueno).